El pointer

20140621-114925-42565031.jpgEl Pointer inglés es una raza de perro de caza utilizado tradicionalmente en Inglaterra. Ha dado nombre a los perros de muestra (o pointers).

Historia

El origen se remonta en el siglo XVII, cuando algunos ingleses comenzaron la cría de perros de caza que se adecuasen a la práctica de este deporte con escopeta. En la primera exposición canina celebrada en Inglaterra sólo se admitían perros de razas pointer o spaniel.

Como ocurre tantas veces, existen varias teorías acerca de los orígenes del pointer. Algunos expertos afirman que es descendiente del braco francés mientras otros dicen que su antepasado en el braco inglés. Una tercera corriente tiene la opinión de que fue el braco español el padre de esta estirpe, ya que este perro se estableció en Gran Bretaña por 1793.

La raza

El pointer ha sido definido como el perro de caza por excelencia[cita requerida], en virtud de sus clásicas formas. Veloz e incansable cazador, orgullo de los apasionados de las grandes búsquedas por sus grandes cualidades, que sabe poner de manifiesto sobre terrenos llanos y limpios.

Dotado de un finísimo olfato sabe percibir el más leve olor de cualquier animal, incluso en climas cálidos y secos. Galopador incansable, de ánimo impetuoso y buscador veloz.

Las características de su modo de trabajar son la muestra muy firme, erguida y muy expresiva, y la guía decidida y vehemente. En el campo doméstico, esta raza se caracteriza por ser muy fiel, noble y cariñoso.

Características

Tiene un tórax ancho, muslos y patas bien desarrollados y musculosos. Pies ovalados, con dedos arqueados. Cola de mediana longitud, gruesa en la base, se va afinando gradualmente hacia la punta, llevada a nivel del cuerpo. El pelaje es fino, corto, rígido, perfectamente liso y lustroso.

En definitiva, uno de los mejores y más completos perros para la caza menor.

20140621-115009-42609760.jpg

Suelta de los primeros linces en Castilla la Mancha

20140613-204256-74576583.jpgNos hacemos eco de esta noticia en Cazarcazando y es que será en junio en Sierra Morena Oriental cuando se haga esta suelta.

El programa Life+Iberlince prevé realizar las primeras sueltas de linces ibéricos en la provincia de Ciudad Real durante el mes de junio, con lo que iniciará así la reintroducción de esta especie en esta región del centro Peninsular, que está considerada una de las áreas de distribución históricas de la especie en España.

Castilla-La Mancha recibirá, durante el mes de junio, los ocho primeros linces ibéricos procedentes del programa de cría en cautividad Ex-situ, que serán liberados en el área de reintroducción de Sierra Morena Oriental.

La liberación de los primeros ejemplares de lince ibérico se producirá en la Sierra Madrona Oriental, una zona que previamente ha sido preseleccionada como lugar óptimo para albergar futuras poblaciones, al cumplir los requisitos establecidos en la estrategia nacional de la especie y en el programa Life+Iberlince y en cuya adecuación se ha venido trabajando en los últimos años.

El proyecto LIFE+Iberlince está liderado y coordinado por la Junta de Andalucía, contando con 19 socios, y en Castilla-La Mancha está gestionado por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, APROCA, FOMECAM y WWF

La zona elegida para la puesta en libertad de los primeros linces cumple con los criterios básicos establecidos por la Unión para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Entre estas pautas se encuentra que, para que se puedan crear nuevos núcleos de población para la especie, debe existir una superficie continuada de entre 10.000 y 20.000 hectáreas de terreno, donde el lince disponga de un hábitat adecuado y cuente con suficiente disponibilidad de alimento, criterio que cumple el área de reintroducción seleccionada por el programa Life+Iberlince.

Además, la suelta de linces en Sierra Morena Oriental de nuevos ejemplares facilitará la conexión con otra área importante de reintroducción de la especie, la del río Guarrizas, en la provincia de Jaén, que en los últimos años se ha consolidado como zona de expansión del lince ibérico en la Península Ibérica al albergar ya poblaciones reproductoras estables.

Los ocho linces que serán liberados en la provincia de Ciudad Real proceden del Programa Ex-situ de cría en cautividad que cuenta con centros en Andalucía, Extremadura y Portugal.

La selección de los ejemplares se ha realizado garantizando que aporten la máxima variabilidad genética, al tiempo que se ha tenido en cuenta el equilibrio que debe existir en la relación de sexos de la población.

Los linces, antes de ser soltados al medio natural, pasarán una evaluación sanitaria y serán identificados mediante un registro fotográfico de los flancos y con la instalación de collares radiotransmisores que, posteriormente, permitirán su seguimiento por parte de los agentes medioambientales y técnicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y del programa Iberlince.

En la reintroducción del lince ibérico en Castilla-La Mancha va a ser fundamental la participación de la propiedad privada, con la que en los últimos meses se ha cerrado un gran número de acuerdos de colaboración que respetan los aprovechamientos actuales que se realizan en las fincas, donde no se limitan las prácticas de caza autorizadas.

Entre los factores claves que avalan la reintroducción del lince en Sierra Morena Oriental está también la percepción favorable, que existe entre la sociedad, de contar en su territorio con la presencia del lince ibérico.

20140613-204413-74653418.jpg

Sobrepoblación de cabras monteses

Una vez más nos hacemos eco de la mala gestión y el exceso de celo de la administración con otra especie de caza, esta vez, las cabras monteses.

20140609-180622-65182157.jpg
La alarma por la sobrepoblación de cabras monteses y los problemas que la misma está generando surgió en la localidad castellonense de Morella, aunque no han tardado en sumarse otros municipios de la comarca de Els Ports como Forcall.

Y es que, al parecer, la población de cabras monteses se ha disparado en esta zona tan emblemática para su caza, lo que está generando cuantiosos daños agrícolas, su mayor proximidad a núcleos urbanos y a las carreteras, además de la posibilidad de transmitir enfermedades al ganado doméstico. Ante esto, las voces de alarma de los agricultores, ganaderos y representantes de la Administración local no se han hecho esperar y han comenzado a pedir soluciones.

20140609-181146-65506069.jpg
Son muchos los años en los que los cazadores venimos reclamando el aumento de los cupos monteseros en aquellos enclaves en los que esté demostrada su abundancia, al objeto de prevenir situaciones como ésta, así como grandes mortandades por la llegada de alguna enfermedad. Sin embargo, la terquedad administrativa ha mantenido aprovechamientos venatorios insuficientes, y una de las consecuencias de esto es la coyuntura que ahora se vive en Els Ports, de la que se ha hecho eco ‘El Periódico Mediterráneo’ en dos informaciones firmadas por Miguel Agost y Rosana Daniel.

20140609-180931-65371532.jpg
Apunta el primero que “el concejal de Desarrollo Rural de Morella, Rafael Pallarés, ha alertado de que las cabras hispánicas «son una plaga y en algunos puntos supone una situación grave y desastrosa». Y es que en Els Ports se está registrando un “exceso” de población de esta especie. […] “Estamos a favor de que se mantenga la población, pero actualmente la presencia de estos ejemplares es muy grande en zonas pobladas y cultivadas. Cada año va a más y nos preocupa”, explicó el concejal morellano. Esta problemática se une a la escasez de agua de los últimos meses, lo que lleva a las cabras a buscar sustento en zonas pobladas. “La poca producción que hemos tenido de cereal prácticamente se la han comido entera”, aseguró el agricultor Noel Pascual desde la Masía de Adell. Un grupo de unos 20 machos ha estado acudiendo día tras día a sus terrenos. Según Pascual, “por esta zona no se encontraban, pero es como una invasión y arrasan con todo, están por toda la comarca. Están descontroladas”. […] Respecto a posibles soluciones, desde el Ayuntamiento de Morella, Pallarés es pesimista “porque no tenemos la varita mágica para encontrar un solución”. “Es complicado al haber un gran exceso, porque pierden el miedo y llegan hasta los pueblos. Habrá que controlar más esta sobrepoblación”, añadió. Como solución, se barajan posibles ampliaciones de los permisos de caza, “ya que se van matando, pero es insuficiente”.
Respecto a la segunda, afirma que “los municipios afectados por la superpoblación de cabra hispánica piden que se amplíen los permisos de caza para frenar una problemática que también preocupa a los agricultores y ganaderos de Els Ports. Y es que ya están sufriendo la pérdida de cosechas y temen “por el contagio de la sarna y otras enfermedades al resto de animales, debido a la falta de alimento agravada por la actual sequía”, según apunta el alcalde de Forcall, Santiago Pérez. Este Ayuntamiento ya pidió hace siete años que hubiera menos restricciones para cazar “y la contestación de la Conselleria fue que había que acotarlo”. “Lo que pedimos es que, además de los cupos que existen, que son insuficientes, los cazadores puedan ir acompañados de un agente forestal y de forma controlada y supervisada puedan matar más ejemplares”, explica Pérez, sumándose así a la petición de Morella, que alertó del fenómeno. El primer edil de Portell, Álvaro Ferrer, afirma que “la restricción en las batidas conlleva la superpoblación y el otro día un agricultor me comentaba que antes tenía 20 hectáreas que le daban para alimentar a 600 ovejas y ahora con 30 hectáreas sólo puede sustentar a 400, porque las cabras se apoderan”. A esto hay que sumar la rotura de vallas y cercados, “lo que supone un gasto más”. […] Para Ferrer, es “complicado llegar a un punto intermedio, en el que no perjudique a los productores ni a la biodiversidad”. También el alcalde de Ares, Abelardo Tena, se muestra en esta línea, aunque remarca que “los cazadores muchas veces tampoco llegan al cupo actual y deberían consensuarlo con los agricultores”.

20140609-181649-65809932.jpg

El teckel de pelo duro

20140604-160308-57788578.jpgVivaz e inteligente, fuerte y musculoso y extremadamente valiente, el teckel es un animal muy ágil, lo que llama la atención en razón a la desproporción que existe entre sus patas cortas y su cuerpo alargado. La finura de su olfato compite con los más refinados sabuesos, y su coraje le hace enfrentarse al jabalí sin retroceder o entrar en la madriguera del zorro sin pensárselo dos veces. Es raro el hogar rural alemán aficionado a la caza en el que no haya un teckel. Su increíble arrojo bajo tierra y su excelente trabajo sobre ella, ya sea latiendo a la liebre, levantando caza, pisteando la sangre de la res que huyó herida o cazando en charcas y pantanos con osadía, le hacen acreedor de ese honor.

20140604-160710-58030480.jpg
CRONOLOGÍA MODERNA

En el siglo XVII se empieza a mencionar el nombre dachshund en las obras cinegéticas alemanas para referirse a un perro de tipo sabueso, afectado de basetismo, y con una indiscutible ascendencia de pinschers y grifones. La selección del teckel de pelo largo, por cruzamientos con spaniel alemanes, data de los siglos XVII y XVIII, realizada por los príncipes Anhalt-Dessau y la casa real de Baviera. Los teckel de pelo duro no aparecen, de una manera clara, hasta finales del siglo XIX; tenían ascendencia de grifones y se les añadió sangre de dandie dimont terrier. El estándar del teckel se redactó en 1879. El club alemán del teckel se fundó en 1888. Los ingleses conocen la raza desde muy antiguo, puesto que la reina Victoria poseía un teckel en 1839. A partir de 1866 participa con asiduidad en las exposiciones británicas y el Kennel Club de Londres lo reconoce como raza en 1873. Desde 1870 la raza es muy apreciada en los Estados Unidos.

20140604-161450-58490999.jpg
CARÁCTER

Por naturaleza amigable, ni miedoso ni agresivo, con un temperamento equilibrado. Perro de caza apasionado, perseverante, ágil y de olfato fino.

UTILIZACIÓN

En la caza de madriguera está considerada como una de las razas más útiles y polivalentes. También tiene excelentes logros en la superficie, ladrando sin flaquear en el rastro, buscando y siguiendo presas heridas.

En España existe el Teckel Club donde podréis encontrar información más detalla sobre esta raza y criaderos con sus correspondientes afijos.

El teckel es sin duda uno de los mejores perros para el rastro de reses heridas y caza en madriguera. Además gracias a su pequeño tamaño es el perro perfecto para tener un piso sin que necesite mucho espacio además de ser un fiel compañero de fatigas. Una gran elección.

20140604-161531-58531561.jpg