Ecologistas, una tremenda lacra.

20140427-163021.jpg

Os dejo una noticia respecto a lo que ha pasado la semana pasada con la subasta de dos lobos en la Sierra de la Culebra.

Una plataforma ciudadana ha conseguido ´salvar´ la vida de dos lobos ibéricos, destinados a ser cazados, al reunir, con aportaciones voluntarias, fondos suficientes para adquirir los derechos de estos ejemplares, que fueron subastados junto a otros cuatro en la Sierra de la Culebra (Zamora).

“El lobo ibérico no es un trofeo cinegético, la sociedad ha pagado por el lobo vivo” ha afirmado hoy Luis Miguel Domínguez, presidente de la asociación Lobo Marley en rueda de prensa, en la que ha detallado que miles de ciudadanos donaron casi 10.000 euros para salvar a estos dos ejemplares.

La iniciativa “Salvar al lobo de la Culebra” ha participado en la puja “online” de la Reserva regional de caza de la Sierra de la Culebra, en la que este año se subastaba el derecho a abatir seis lobos ibéricos. Los impulsores de la campaña para salvarlos lograron ´adquirir´ dos animales por 4.500 euros y 3.950 euros respectivamente, aunque “iban a por todos”.

“No queremos que se mate ni un lobo más, por ello teníamos la responsabilidad de salvar su vida; este animal, símbolo de la naturaleza salvaje, no puede ser vendido como un despojo” ha aseverado Domínguez.

La Junta de Castilla y León dispone de un cupo de muertes de lobo, basadas en el control poblacional de la especie, pero ahora que Lobo Marley posee los derechos de caza de estos dos ejemplares, supuestamente destinados a morir en noviembre, quiere comenzar negociaciones con el gobierno regional para mantenerlos con vida.

La propuesta de Lobo Marley es marcar a estos dos ejemplares y equiparlos con una cámara con el objetivo de que toda la sociedad pueda observar la realidad del lobo y se acabe su mala fama, ha detallado el presidente de la asociación.

Según el naturalista, la caza de esta especie tiene que convertirse en “pasado”, no se puede incluir al lobo en esta clase de subastas porque es “bochornoso” y además incompatible con el ecoturismo, actividad a la que aporta “valor y sello de calidad”.

Además, han denunciado que “no sobran lobos”: en la Sierra de la Culebra “no hay ni un centenar” y los que ahí se matan hacen falta en otras zonas de España, como Ávila, Soria, Madrid o Andalucía.

Actualmente, el lobo ibérico es una especie designada como “de especial conservación” en la región sur del Duero, por ello Lobo Marley ha exigido una vez más que este animal se convierta en una “especie protegida” en todo el territorio nacional, como ocurre en Portugal.

Una vez leída la noticia me es imposible no decir lo que pienso.

Empecemos;

1. Cito textualmente lo que pone en el texto para que no haya dudas, “No queremos que se mate ni un lobo más, por ello teníamos la responsabilidad de salvar su vida; este animal, símbolo de la naturaleza salvaje, no puede ser vendido como un despojo”. Este tipo de afirmaciones hacen que me den ganas de agitar al susodicho y preguntarle ¿pero de qué coño estás hablando, merzulo? ¿Despojo? ¿Símbolo de la naturaleza salvaje? ¿Entonces el resto de animales que se subastan “bajo su consentimiento” los consideran despojos? ¿A caso un jabalí o un venao son menos salvajes que un lobo? Le respondo para que no se caliente la cabeza con más bobadas, el lobo mola defenderlo el resto de piezas de caza que se cazan con el esfuerzo económico y físico de los cazadores no interesa a nadie. Como imagino que no lo sabe, le cuento. El lobo es una de las especies CINEGÉTICAS más reconocidas en nuestro país y más difícil de cazar por lo que su caza le confiere un aire especial, distinto y hace que los cazadores muestren un gran respeto por esta especie.

2. Bien, protejamos al lobo, ¿hacemos lo mismo que con el rebeco cantábrico? ¿Le daremos una solución cuando se cree un problema como pasó con la sarna por el exceso de celo y de protección?

3. Que se utilice el argumento de la colaboración ciudadana como justificación es algo que me hace reír a carcajadas. La ciudadanía es tan inculta, tan osada y tan mal intencionada que carece de conocimiento de causa de casi todo, pagarían por matar a su madre si se les vende bien, así que no me vale, el borreguismo no me vale. ¿Sabe la gente realmente cuantos lobos hay en España? ¿Sabe la gente hasta donde llega el lobo? ¿Sabe esa misma gente quién y cuánto se ha pagado por los daños que originan a los ganaderos? Le respondo, NO, pero un NO mayúsculo.

4. Lo de ponerles una cámara es una de las mejores bromas que he oído en mucho tiempo, ¿por qué, será una broma no? Yo creo que sería conveniente una cámara, un técnico de sonido y un técnico de decorados para que puedan seguir manipulando a sus “borregos” para que pongan su dinero para sus causas.

No dudo en que el lobo tiene que vivir en nuestro país, expandirse y ser un depredador que regule las poblaciones de animales salvajes en zonas donde haga falta, pero de ahí a hacer una “cruzada por el lobo” desprestigiar a los cazadores y dejarnos una vez más en el disparadero es una canallada. Sigan ustedes por este camino, cuando quieran darse cuenta el lobo será un grave problema por el exceso de celo de unos cuantos que creían saber más que los demás y que alentados por el borreguismo alientan políticas conservacionistas absurdas.

¡Ánimo!

El lince avanza

20140423-105059.jpg

El pasado mes de marzo se ha fotografiado a un nuevo ejemplar de lince ibérico en la parte occidental de Sierra Morena, dentro de la provincia de Ciudad Real. Se trata de Jarira, una hembra nacida en 2012 en el área de Cardeña (Córdoba) y que ahora está viviendo en esta zona.

Con Jarira, ya son seis los linces ibéricos que han sido avistados o fotografiados desde el año 2011 en Ciudad Real, provincia que ha sido históricamente una de las zonas con presencia habitual de lince ibérico.

En junio de 2011, se obtuvieron fotografías mediante fototrampeo de Falbalá, así como en abril de 2012 de Fontana. Ambas son hembras procedentes de la población de las sierras de Andújar-Cardeña, que tras separarse de sus madres emprendieron desplazamientos de dispersión.

En febrero de 2013, la organización WWF consiguió fotografiar a Helecho, macho nacido en el programa de cría en cautividad en el Centro de La Olivilla, en Santa Elena (Jaén), y liberado el 22 de febrero de 2012 en el área del río Guarrizas (Jaén).

Por las mismas fechas de la localización de Helecho, se obtuvo débilmente la señal del collar radiotransmisor de Hispania, nacida también en el marco del programa de cría en cautividad, en este caso en el Centro de El Acebuche (Huelva), y liberada el 12 de abril de 2012 en el área del río Guarrizas (Jaén). Se ha podido constatar la presencia y los desplazamientos de este animal en la provincia de Ciudad Real desde esta fecha hasta diciembre de 2013, siempre de forma esporádica.

Por su parte, en abril de 2013 se localiza a Huelva, hembra radiomarcada procedente del programa de cría en cautividad del Centro de El Acebuche (Huelva) y liberada en el área del Guarrizas (Jaén) el día 12 de abril de 2012. De ella se han obtenido múltiples fotografías mediante fototrampeo.

Además de estos casos, se tiene conocimiento de la presencia de otros ejemplares en Castilla-La Mancha, como es el caso de Íbero, procedente de la población de Andújar-Cardeña y soltado el 4 de diciembre de 2010 en el área del río Guarrizas, que por las señales emitidas por su collar GPS se sabe que estuvo presente en Castilla-La Mancha.

La presencia continuada de ejemplares de lince en Castilla-La Mancha y su integración en los diversos territorios que ha ido visitando y ocupando, es el mejor ejemplo de cómo todos: vecinos de estos pueblos, cazadores, propietarios y linces tienen su lugar y espacio en esta comunidad autónoma.

La Consejería de Agricultura participa como socio en el proyecto LIFE+ Iberlince que tiene como objetivo la recuperación de la distribución histórica del Lince Ibérico en España y Portugal.

20140423-105400.jpg

Ojo con el arruí

20140421-171704.jpg

Detectan cientos de ejemplares de este mamífero que destroza cultivos y perjudica a la cabra montés.

La Conselleria de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana ultima la redacción de un plan especial para autorizar la caza, independientemente de la época del año, de las poblaciones de arruí en la provincia. Un mamífero de la familia de las cabras montesas, pero mucho más robusto, que está considerado especie invasora en la Comunidad desde 2009, porque arrasa cosechas y desplaza a la fauna autóctona. Originario de Marruecos y del desierto del Sahara, el arruí ha encontrado en los montes de la provincia un hábitat ideal para vivir y se reproduce con gran facilidad, contabilizándose ya cientos de ejemplares que se han convertido en un problema ambiental en la provincia, según Medio Ambiente.

Alcoy, Benidorm, Alicante, Pego, Elda y Petrer son los municipios donde más arruís se han detectado. La orden que regulará las batidas se publicará en breve y recoge las medidas de control. Hasta ahora su caza estaba prohibida y las multas por abatir ejemplares adultos podían alcanzar los 3.000 euros, de ahí que los agricultores se sentían indefensos.

El arruí es un ungulado (mamíferos con casco o pezuña) con aspecto de cabra robusta, que puede alcanzar una envergadura hasta la cruz de los cuernos de un metro, y llegar a un peso de 100 kilogramos en los machos. De color leonado, lo más notable es la barba que presenta desde la mandíbula inferior al pecho, extendiéndose por las patas delanteras y los cuernos semicirculares.

20140421-171817.jpg
Se diferencia de la cabra montés por su capa relativamente monocroma, la barba y tener una cornamenta relativamente más pequeña. Entra en celo en otoño para producir partos en primavera, generalmente de mellizos y excepcionalmente de tres crías, lo que la hace una especie potencialmente más prolífica que el resto de los ungulados, salvo el corzo. Es de tendencias muy gregarias, aunque los sexos se suelen mantener por separado fuera de la época de celo. Es un herbívoro generalista, aprovechando tanto pastos como matorrales y arbustos, siendo llamativa su adaptación a la escasez de agua dado su origen geográfico, de ahí que en la provincia se haya adaptado perfectamente

La Conselleria de Medio Ambiente ha dividido la Comunidad Valenciana en dos zonas. La primera corresponde a las provincias de Castellón y Valencia y el territorio de la provincia de Alicante que no se encuentre incluido en la zona 2. La segunda zona (2), la de control, es la que se centrarán el grueso de las actuaciones y en las que se ha detectado una mayor presencia de esta especie, se centra en la zona incluida entre Alcoy, Elda, Alicante, Benidorm y Pego. Igualmente, se diferencian las actuaciones que tendrán que llevarse a cabo en los cotos de caza y aquellas que deben realizarse en las zonas comunes. En los cotos se podrán abatir ejemplares tanto de manera simultánea a otras especies o cuando haya una autorización expresa para fechas no autorizadas de caza mayor. En la zona de control se podrá cazar la especie según lo que establezcan los planes técnicos de ordenación cinegética.

20140421-171722.jpg