Los permisos de corzos se multiplican por tres en la provincia de Cuenca

Los permisos para cazar corzos se multiplican por tres en los últimos cinco años en Cuenca

Las autorizaciones a los cotos de caza de la provincia de Cuenca para abatir corzos se han multiplicado por tres en las últimas cinco temporadas cinegéticas, después de que, en la última década, el corzo se haya extendido por toda la provincia desde la Serranía hasta las zonas del centro y sur, siendo una especie cada vez buscada por los cazadores.

Según los datos facilitados por la Delegación de Agricultura en Cuenca, en el último lustro se ha triplicado el número de autorizaciones para esta especie en la provincia. De este modo, se han pasado de los 270 precintos autorizados en la temporada 2009/2010 a los 819 de la presente.

Del mismo modo, los cotos donde se ha solicitado la autorización para este tipo de caza también han aumentado sustancialmente llegando casi a duplicar el número. De los 173 cotos en los que se practicaba esta modalidad deportiva hace cinco años, se ha pasado a los 333 actuales.

Estas cifras demuestran la expansión que ha tenido esta especie en la provincia conquense en los últimos 10 o 15 años provenientes de la vecina provincia de Guadalajara. Según ha confirmado a Europa Press el técnico de caza de los servicios periféricos de Agricultura en Cuenca, José Antonio Gil, la expansión del corzo ha sido “lenta pero continuada”, por lo que ya es posible ver ejemplares en todas las comarcas conquenses.

Gil ha explicado que “sucesivamente se ha ido incrementando el número de cotos de caza que ha solicitado la inclusión de esta especie en sus planes cinegéticos para su aprovechamiento lo que ha llevado a que se cace en muchas zonas donde hace unos años no se cazaba”. Ha asegurado que para los cazadores resulta atractivo tanto por el trofeo de los machos como por la novedad de ser una especie desconocida para muchos de ellos.

Entre los factores que han propiciado esta expansión, Gil ha destacado que se trata de un animal que se adapta con facilidad a los nuevos hábitat. “El corzo necesita tranquilidad y alternancia de zonas de monte donde refugiarse y de cultivos donde alimentarse”, ha detallado el técnico, que ha destacado la riqueza en este tipo de hábitat que existe en la provincia.

Otra de las características, que para Gil podría explicar el éxito colonizador de esta especie, es la “gestación diferida del óvulo” lo que le permite elegir a la hembra, con un margen de tiempo, la época de cría. Con esta técnica el corzo puede adaptar su cría a los años buenos o malos. Aunque asegura que el potencial reproductor del corzo “no es excepcional”, su pequeño tamaño y temperamento huidizo le permite “colonizar con facilidad algunas zonas siempre que disponga de tranquilidad para alimentarse y refugiarse”.

DAÑOS A LA AGRICULTURA

Según el responsable técnico de Caza de Cuenca, esta especie no requiere grandes cantidades de alimento por lo que sus daños en agricultura no son tan importantes como los de otros cérvidos que precisan más alimentos, por lo que “es menos dañino” que otras especies de cérvidos presentes en la provincia de Cuenca.

Sin embargo, ha reconocido a Europa Press que en la Consejería tienen constancia de “que en algunos cotos han tenido problemas importantes” en los cultivos. A pesar de que todavía no se puede considerar “una especie preocupante en la provincia”, sí ha alertado de que podría llegar a serlo en los próximos años “si no se caza de manera sostenible”.

En cuanto a posibles problemas con la fauna autóctona, Gil ha asegurado que no ve posible que el corzo constituya un problema, aunque sí contempla esta posibilidad en el caso del ganado doméstico. “Todas las superpoblaciones, sobre todo de herbívoros, puede ocasionar algún problema, sobre todo si existe ganado cerca”, ha relatado Gil quien asegura que para evitar la aparición de posibles brotes se realizan frecuentes controles.

EL CORZO Y EL LOBO

Algunas teorías han relacionado directamente la expansión de esta especie con la recuperación del lobo en muchas zonas de la península ibérica desde el norte. Preguntado Gil por la posibilidad de volver a ver lobos en la provincia conquense, no lo descarta a medio plazo ya que podrían llegar desde Guadalajara al igual que lo ha hecho este cérvido.

Para ello, el técnico de caza ha condicionado su expansión a la tranquilidad que necesita esta especie que podría encontrar su caldo de cultivo en muchas zonas de la Serranía de Cuenca donde la población humana permanente es casi residual lo que permitiría el asentamiento de algunas poblaciones.

En su opinión personal, “es posible que en 20 o 30 años podamos tener poblaciones de lobo estables en la Serranía de Cuenca”. De momento hay constancia de algún avistamiento de ejemplares solitarios pero las poblaciones estables en manadas “tardarán más tiempo, pero si el lobo encuentra el alimento y la tranquilidad necesaria es posible que lo podamos ver en una evolución a medio plazo”.

Es impresionante como este pequeño férvido ha colonizado toda la provincia donde hoy en día es complicado no encontrar corzos casi por cualquier sitio. Si a esto añadimos que son zonas de nueva colonización, con escasa presión cinegética en mucha de sus zonas y con reducción de los rebaños de ovejas los corzos encuentran un hábitat ideal para su crecimiento poblacional.

Los que me seguís con frecuencia sabéis que yo cazo mucho por esta zona por lo que os dejo unos corzos de la provincia de Cuenca. La calidad de los mismos habla por si sóla.

IMG_2497 IMG_2348 IMG_0806 IMG_0678

IMG_4247 IMG_2496 IMG_2345 IMG_0666

IMG_4248

 

Todos con las rehalas

El colectivo aspira a conseguir las 50000 adhesiones a través de esta iniciativa
La temporada de caza 2014-2015 está en peligro. La decisión de la Administración Pública de inspeccionar numerosas cacerías sociales y pedir la profesionalización de actividades no comerciales ha puesto en jaque a muchos cazadores, por ello, diversas instituciones y empresas, como Cazaworld, han lanzado una campaña de apoyo a los rehaleros.
De este modo se enviará una carta al Rey, al príncipe Felipe y a Mariano Rajoy, en un intento de que la intervención de Juan Carlos I sirva para revertir la situación actual, puesto que desde la ONC se entiende que apoyando a las rehalas, se apoya a toda la caza.
En el escrito remitido se especifica que “ningún cazador se opone a que la caza comercial se mueva en parámetros de legalidad y que se paguen los impuestos y la seguridad social de los trabajadores”, aunque en el mismo se especifica que “existe una gran mayoría de caza que es social y no se mueve por intereses comerciales, sino que se cubren los gastos ocasionados por la organización de cacerías y la gestión de las fincas el resto del año”.
De este modo, el texto afirma que “el colectivo de rehaleros es el más perjudicado y por eso queremos simbolizar con nuestro apoyo, a toda la caza”.
Tras reunirse con fuentes de la Administración, los representantes no han conseguido que se cambie la situación para la próxima temporada, por eso la pasada semana la Asociación Española de Rehalas (AER) recomendó a todos sus socios no cazar hasta que el escenario no cambie.
Con el propósito de hacer fuerza y demostrar la unión del colectivo rehalero y cinegético se ha puesto en marcha una campaña de firmas para obtener el máximo apoyo social y conseguir que el Rey interceda en el conflicto y se pueda llegar a una solución.
En la carta se solicita al Rey que, como cazador, se pronuncie a favor de un entendimiento entre la administración pública y el colectivo cazador. “El apoyo a los rehaleros simboliza el apoyo a toda la caza, sin excepción. Hoy son los rehaleros, pero mañana serán otros. Si la situación no cambia, estamos abocados al fin de la caza social tal y como la entendemos” comentó Juanjo Ayuso, director de Cazaworld, empresa que ha lanzado la campaña de recogida de firmas.
“La situación es muy grave”, afirmó Ayuso, “porque nunca en los últimos tiempos estuvo la caza tan amenazada. No queremos evitar impuestos, queremos condiciones justas y reconocimiento de actividades no comerciales como lo que son.”
Todos los interesados pueden firmar la petición en el siguiente enlace: http://armeria.cazaworld.com/apoyo-a-los-rehaleros y dejar nombre y correo electrónico.

Cazador, asesino.

20140328-151247.jpg

Asisto con asombro a través de las redes sociales e internet a los constantes ataques hacia nuestro colectivo. Ayer sin ir más lejos colgaron en Facebook un video de un agarre de unos perros en mitad de una autovía, si como lo lees, en mitad de una autovía del norte de España.

Visto el video, que no era nada del otro mundo, una cochina cogida por 4-5 perros, empecé a leer los cientos de comentarios que la gente ponía. Es innegable que la situación fue cuanto menos peligrosa para la vida de los perros pero sobre todo por el riesgo de provocar un accidente grave. No obstante ninguno de los comentarios iban en esa línea. Todos y cada uno de ellos iban encaminados a atacar, insultar y descalificar a los cazadores, perreros y cualquier persona que tenga algo que ver con la caza. Calificativos como “asesinos, terroristas, hijos de puta, ojalá os pegan a vosotros cuatro tiros” y un largo etcétera acompañaban al mencionado video.

No dudo que un agarre impresiona, no dudo que una cochina chillando no es algo que todo el mundo pueda ver o aguantar, pero de ahí a desearle la muerte a otro ser humano hay un paso enorme, incluso calificar a los cazadores de TERRORISTAS son palabras mayores, más cuando en este país hemos sufrido la tremenda lacra del terrorismo.

Hay que hacer ver a los amigos anticaza ciertas cosas que no estaría de más que recuerden antes de hacer sus comentarios ofensivos.

En España la caza ha tenido un incremento tremendo gracias a la buena gestión y control de gente que cuida sus cotos y fincas, no hay mayor interesado en que haya más caza y de mejor calidad que el propio cazador. Particularmente a mi, a mi familia, ningún amigo de los anticaza nos ayuda económicamente a mantener nuestras fincas, ni nos ayuda a la mejora del medio para la caza, ni a hacer abrevaderos, ni a dar de comer cuando el año viene malo ni a nada de nada. “Nos ayuda” a impedir nuestra labor como cazadores y como gestores. Esta es la realidad de la gran mayoría de los cotos y fincas de España, problemas para muchas iniciativas, control excesivo y trabas de todo tipo.

DSC_0007

Podemos seguir con las Reservas Nacionales de caza donde año tras año se hace una gestión para la mejora de las especies cinegéticas que habitan en cada una de ellas. Gestión que los cazadores contribuimos a hacer pagando nuestro buen dinero que revierte directamente en la Reserva y en los negocios de la zona, hoteles, restaurantes, bares etc.

Dejando a un lado las mejoras en las especies cinegéticas a las que los cazadores contribuimos dedicando tiempo y esfuerzo que muchas veces dejamos de emplear y dedicar a nuestras familias, podemos abordar el asunto de la riqueza que la caza genera.

El diario Expansión público el 30/10/2012 que la caza genera en España la friolera de 3.635 millones de euros, si has leído bien, 3.635 millones de euros sin hablar de los días de jornales y puestos de trabajo directamente relacionados con esta actividad.

20140328-164816.jpg

Quiero pensar que los ataques que sufrimos los cazadores día a día son fruto de la incultura o quizá de falta de información. Seguramente sea demasiado ingenuo, demasiado estúpido, no lo se, o si.

No quiero dejar pasar la ocasión de recordar a los anticaza que los chuletones, solomillos y cualquier tipo de carne que nos comemos en los restaurantes o compramos en los mercados no crece en las encinas, ni en los robles ni tan si quiera,ojo, esto es serio, en las huertas. Proviene de animales muertos, animales que mueren con bastante menos dignidad que cualquiera de los que se cazan a lo largo del año en España.

Para terminar hay que hacer mención a la valentía de esos perretes güenos que salen en el video, coger un guarro en una autovía tiene sus narices.

fondo

 

La UE defiende la gestión del lobo en España

20140327-224831.jpg

La Real Federación Española de Caza (RFEC) se congratula ante la respuesta publicada por parte de la Comisión Europea en relación a la protección del lobo en España en la que defiende las correctas medidas de gestión de la especie y considera que la población de ésta en España es “estable” y su estado de conservación es “favorable”.

La UE responde, de esta manera, a una cuestión que se planteaba a la Comisión, por parte de algunos eurodiputados, en un tono tendencioso y claramente dirigida a promover la prohibición de la caza de esta especie en todo el territorio español.

Algunos eurodiputados consideraban “conveniente” armonizar la protección del lobo ibérico en toda España para que el país se pueda beneficiar de los fondos del proyecto LIFE (instrumento financiero con el que la UE presta su apoyo a proyectos de conservación del medio ambiente y de la naturaleza), como ocurre en Portugal. Sin embargo, el verdadero objetivo de la misma era proponer el cambio de estatus de la población española de lobo al norte del rio Duero (que está sujeta a medidas de gestión), de manera que ésta pasase a tener el mismo estatus que la población española al sur del Duero y la población portuguesa (es decir, protección estricta).

La respuesta de la Comisión Europea es positiva. Aclara que “no hay ningún impedimento para que el proyecto LIFE aporte financiación destinada a la población de lobos en el conjunto del territorio español” independientemente de su modelo de protección.

Como la RFEC ya sabe, la Directiva Hábitats de la UE establece dos estatus diferentes para el lobo en España. Las poblaciones al norte del Duero figuran en el Anexo V de la Directiva y están sujetas a medidas de gestión (incluida la caza). En cambio, las poblaciones al sur del Duero figuran en el Anexo IV de la Directiva y requieren protección estricta (por lo cual sólo se pueden adoptar medidas de gestión utilizando una excepción por daños).

Es curioso como los políticos de cierto bandos sólo se preocupan en prohibir sea como sea la caza en nuestro país. Lamentable y erróneamente se piensa que la caza es practicada sólo por gente adinerada y con gran poder adquisitivo dejando de lado a todo ese gran colectivo de cazadores que mantienen sus cotos sociales o arrendados con gran esfuerzo económico y con la ilusión de poder disfrutar de unas jornadas de caza con amigos y familiares. Nos olvidamos de los días de jornales que se pagan a la gente que ayuda en las monterías, en los ojeos o simplemente a la cantidad de gente que acude a los bares, restaurante u hoteles durante los fines de semana de octubre a febrero de punta a punta de España. Todo esto que mueve la caza, aunque algunos retrógrados no sepan verlo, genera riqueza y no sólo esto, sino ilusión y vías de escape que en estas épocas que nos tocan vivir son más que necesarios.

La caza es necesario, los cazadores somos necesarios y todo lo que mueve este mundo es más que necesario.

Del lobo ya hemos hablado, aunque volveremos a abordarlo.

20140327-224908.jpg

Salsa para carne de caza

image

Después de un buen lance de caza no hay nada mejor que aprovechar la carne para comerla con familiares y amigos. Todo un privilegio poder degustar este tipo de carne, difícil de conseguir en un mercado tradicional y que muchas veces proceden de animales de granja. La receta que os dejo hoy nos sirve para cualquier tipo de carne de caza y para cualquier corte. Mi recomendación es hacer la carne a la brasa o a la plancha y acompañarla con esta salsa.

Ingredientes:

– 3 o 4 dientes de ajo

– Una cucharadita de mostaza de Dijon

– Un puñado de pasas

– Pedro Ximenez

– Nata liquida

– Aceite virgen extra

– Sal

Preparación:

Cortamos los dientes de ajo en lascas y reservamos. Ponemos en un cazo o sartén un chorrito de aceite, añadimos las lascas de ajo y sofreímos. Cuando estén los ajos a medio freír retirar del fuego y añadir una cucharadita de mostaza cuando el aceite haya templado un poco para que no salte y pringuemos toda la cocina. Remover y volver a poner en el fuego.

Una vez añadido la mostaza a los ajos, añadir las pasas y sofreír todo junto a fuego medio/bajo durante un minuto. Transcurrido ese tiempo volver a subir el fuego y añadir un buen chorro de Pedro Ximenez, esperar a que coja temperatura (empezará a hervir) y flambear. Esperar a que se consuma todo el alcohol y que se apague sóla la llama. Una vez apagado el flambeo, añadir la nata y remover para que quede bien mezclado. Probar y si fuera necesario añadir sal.

Servir en una salsera bien caliente. Os aseguro que es una salsa sensacional para la carne de caza.

Bon appéttit.
>

20140329-165522.jpg

Gran cambio en los accidentes de tráfico con especies cinegéticas

gamo-cruzando-la-carretera

El Congreso de los Diputados ha aprobado esta mañana el nuevo texto, que pone punto final a la situación de desamparo en la que hasta la fecha se encontraba el colectivo cinegético. A partir de ahora, las responsabilidad en caso de accidente con una especie cinegética recaerá sobre el conductor  con carácter general.

Después de más de un año de reuniones entre miembros de la Oficina Nacional de la Caza (ONC) y representantes del Gobierno, la nueva Ley de Seguridad Vial acaba de ser aprobada en el Congreso de los Diputados.

Con el nuevo texto el colectivo cinegético por fin pone fin a décadas de injusticia, puesto que hasta lo de ahora eran los titulares de los cotos los que, con carácter general, debían de asumir los costos derivados de los accidentes con especies cinegéticas, aún cuando incluso no tenían capacidad ni para gestionarlas ni, en muchos casos, cazarlas.

El nuevo texto no deja lugar a dudas: “En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas. No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno, cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido diez horas antes de aquél. También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos.”

Juan Antonio Sarasketa, presidente de la ONC, se ha mostrado muy satisfecho con la aprobación de la nueva ley, y ha manifestado: “hoy es un día histórico para el gran colectivo de cazadores españoles. Por fin hemos acabado con una de las situaciones más ignominionas a las que se han visto sometidos los ciudadanos cazadores durante las últimas décadas”, y ha apuntado: “Desde la ONC queremos dar gracias al Gobierno por habernos escuchado y por haber resuelto uno de los principales problemas del sector. Todas y cada una de las organizaciones que forman parte de la ONC han trabajado intensamente durante años para tratar de poner fin a la situación de desamparo en la que nos encontrábamos inmersos, y hoy, al fin, hemos logrado nuestro objetivo”.

Ya era hora que algún gobierno hiciera algo por defender a los cazadores, titulares de cotos y dueños de fincas. Esto es una gran noticia. Espero que el siguiente gran avance sea la licencia de caza nacional y nos olvidemos del suplicio que supone tener una licencia de caza por cada Comunidad Autónoma.